El litoral valenciano en barco

El litoral valenciano en barco

El litoral valenciano cuenta con lugares espectaculares. Rodeado de mar, cualquier aventurero al que le guste ir a vela tiene la oportunidad de hacer rutas de ensueño, de esas que solo salen en las películas. Sus aguas, tranquilas la mayor parte del tiempo y el acceso que tiene a las diferentes costas, lo han convertido en un capricho para turistas.

Alquilar un barco, como forma de moverse de un lado a otro, es una de las alternativas que se nos ofrecen para conocer la costa de lado a lado. Así, soltar las amarras y lanzarnos a la conquista del océano quizás suponga la mejor manera de pasar nuestras vacaciones o días de descanso.

¿Qué podemos hacer en la costa valenciana?

La infinidad de paisajes que tenemos en la costa valenciana es lo que hace que queramos pasar más tiempo por su alrededor. Ideal para disfrutar en cualquier época del año, si venimos en verano son muchas más las opciones de sol que tenemos pero, ¿qué es lo que podemos hacer realmente? A continuación, os dejamos con algunas ideas:

Playas con bandera azul

Desde la Costa Blanca hasta la denominada Costa de Azahar son muchas las opciones que tenemos para bañarnos y disfrutar de los diferentes deportes acuáticos. Albir, Tamarit, Malvarossa o las de Xábia son solo algunas de las muchas que tenemos a su alrededor y que sin duda debes visitar.

Pueblos de la costa

Peñíscola, Cullera, Gandía o Dénia son paradas obligadas que tienes que hacer cuando vengas por este apartado de la Península Ibérica. Además, con la posibilidad de alquilar un barco en Altea, si por casualidad atracaste el anterior en otro punto, no habrá ningún problema para que vuelvas a subir a uno de los que se prestan.

Parque Natural de las Hoces del Cabriel

¿Te gusta la naturaleza? ¿Eres de los que todo el tiempo anda buscando sitios para hacer senderismo? Si la respuesta es sí, el Parque Natural de las Hoces del Cabriel es uno de los lugares que no te puedes perder. Situado entre las provincias de Valencia y Cuenca, merece la pena detenerse para disfrutar de su flora y fauna. ¿Te atreves?

Comer paella valenciana

No podemos irnos de Valencia sin degustar la tremenda paella que allí se sirve. Sus restaurantes, con cartas tradicionales en las que podemos pedir cualquier cosa que queramos, están especializados casi en su totalidad en este plato que sólo da buenas satisfacciones a quien lo come. ¿Te vas a perder ser uno de ellos?

Como vemos, del litoral valenciano en barco hay mucho que disfrutar. Sus alrededores, rodeados de espacios salvajes, playas turísticas y cascos históricos en los que podemos hacer prácticamente de todo, se han convertido en una completa referencia para aquel que viene de fuera pero igualmente para los lugareños.

¡No te lo pienses! Si desde hace tiempo quieres unos días libres en los que un barco por estas aguas sea lo que te lleve hasta aquí, puede que haya llegado el momento de mirar cuáles son las opciones que se te ofrecen. ¿A vela, en canoa o prefieres un yate? ¡Todo con ganas se hace posible!