Festa da Istoria de Ribadavia: una ocasión para reencontrarse con el medievo

Gabriel Romero de Ávila Cabezón
Fotografía: Pío García

Festa da Istoria en Ribadavia

Desde hace más de treinta años, la villa de Ribadavia se engalana el último sábado de agosto para celebrar la Festa da Istoria, un encuentro declarado de Interés Turístico Nacional al que acuden personas de todo el mundo para rememorar su pasado y compartir un día de alegría en una de las fiestas históricas más antiguas de Galicia.

La ciudad a orillas del Avia

A la región de los ríos Miño y Avia llegaron primero los celtas y después los romanos, pero el territorio de la actual Ribadavia —«burgo in rippa Avie», «la ciudad a orillas del Avia»— vivió su máximo apogeo durante la Edad Media, con la presencia de cristianos y hebreos, que comercializaron con grandes ganancias el vino de Ribeiro incluso a países lejanos. 

La villa surgió como tal en el siglo XI de nuestra era y llegó a ser capital del reino de Galicia por la decisión del rey García de establecer allí su corte. Fortalezas, castillos y monasterios datan de esa época de esplendor, con grandes riquezas fluyendo hacia la comarca, lo cual aumentó el poder eclesiástico y de la nobleza local. 

Convento de Santo Domingo-Ribadavia-Ourense
Circuitos El Corte Ingles

Tal parece que era el buen clima de convivencia entre distintos credos que, durante la invasión de la villa por los soldados ingleses del duque de Lancaster a finales del siglo XIV, se cuenta que judíos y cristianos lucharon juntos y defendieron sus tierras, con grandes pérdidas para todos. 

Barrio judio de Ribadavia

Esta unión se deshizo con la promulgación, en 1492, del edicto de Granada por parte de los reyes Isabel y Fernando, que obligaba a los judíos a elegir entre la conversión al cristianismo o el exilio —y en este último caso, disponían de cuatro meses para vender sus posesiones y abandonar el territorio para no regresar jamás, so pena de muerte—.

Porta Nova-Ribadavia-Ourense

Hubo mucha tristeza en Ribadavia, por lo arraigados que estaban allí, y la mayoría optó por convertirse, aunque algunos aún escaparon a Portugal. La redacción de ese edicto fue uno de los motivos que argumentó en 1496 el papa Alejandro VI (el valenciano Rodrigo Borgia) para otorgar oficialmente a Isabel y Fernando el título de «Reyes Católicos», que se mantiene de forma implícita hasta la actualidad.

Ribadavia
Ribadavia

Una vez realizada esa conversión forzosa, la región siguió progresando, bien por el comercio del vino o por la artesanía del calzado, la forja, las telas, etc. Y la convivencia se mantuvo, con la misma armonía generalizada. Algunos todavía conservaron su culto en secreto, los llamados «criptojudíos», y por ello sufrirían un duro castigo por parte de la Inquisición en siglos venideros.

Resulta bien conocido en Ribadavia el llamado «proceso del malsín», por el que Xerónimo Bautista de Mena, uno de esos «cristianos nuevos», entregó al Santo Oficio unos doscientos nombres de sus convecinos, a los que acusaba de seguir practicando el judaísmo a pesar de haber abjurado de él. Este delator apareció misteriosamente asesinado en la villa al año siguiente, sin pruebas que apuntaran a quién había sido su ejecutor, mientras que los autos de fe que se realizaron en base a las acusaciones fueron infructuosos. 

Casa de la Inquisición Ribadavia

La Inquisición decretó finalmente que el delito correspondía al propio Mena por acusación injusta y ordenó, dado que estaba muerto ya, que desenterraran sus huesos y los quemaran. Este juicio se representa también como parte de la Festa da Istoria.

Una fiesta medieval con tres décadas encima

Desde hace más de tres décadas, los vecinos de Ribadavia recuerdan cada año ese esplendor medieval y esa paz entre culturas con una gran celebración que implica a toda la comarca y en la que participan cientos de personas. El entusiasmo que se respira en la villa contagia no solo a sus habitantes, sino también a muchos que vienen de fuera para asistir a las representaciones históricas, probar sus dulces y licores elaborados con recetas típicamente hebreas y lucir vestidos de época para sentirse uno más dentro de la recreación.

Festa da Istoria de Ribadavia

Pero, eso sí, no se puede pagar con euros, sino con maravedíes, la moneda que circulaba en España en aquella época, y que se puede obtener allí mismo en las cajas de cambio o en el banco alhóndiga.

Festa da Istoria de Ribadavia
Festa da Istoria de Ribadavia

Ribadavia es uno de los lugares mejor conservados, con un Conjunto Histórico–Artístico reconocido en 1947 y que incluye lugares tan impresionantes como el castillo de los Sarmiento, condes de Ribadavia, que data del siglo XV; su propio pazo, del XVII, situado en la Plaza Mayor y reconvertido hoy en la oficina de turismo y el centro de información judía de Galicia; la casa consistorial, originalmente alhóndiga o mercado de los vecinos, del siglo XVI; la casa de la Inquisición, palacio fortificado también del XVI;  o la iglesia de San Juan, erigida en el siglo XII por los caballeros de Jerusalén, tan cruciales históricamente en el auxilio a los peregrinos que se dirigían a Santiago y en la lucha armada en el Mediterráneo contra los corsarios berberiscos.

Festa da Istoria de Ribadavia
Festa da Istoria de Ribadavia
Festa da Istoria de Ribadavia

También es obligada para un turista la visita al mirador del Avia, con su paseo fluvial y el Ponte do Burgo, del siglo XII. Pero sin duda uno de los mayores atractivos de Ribadavia es su barrio judío, que data de alrededor de los siglos XII y XIII, con sus callejuelas de piedra, sus balcones y sus plazas porticadas, en cuyos bajos se ubicaban los mercados tradicionales. La plaza de la Magdalena, la rúa da Xudería o la Porta Nova conservan su aspecto típicamente medieval, con la firmeza de la piedra y las losas en el suelo.

Festa da Istoria de Ribadavia

Cada último sábado de agosto la villa se engalana, se llena de puestos de artesanía tradicional, de dulces de origen hebreo, de vino en cuncas de barro y de cientos de personas con trajes de época —comprados, alquilados o, en la mayoría de casos, elaborados por ellos mismos— que pasean por sus calles con la ilusión de no ser simples espectadores de un evento, sino de formar parte de la propia Historia de su tierra.

Festa da Istoria de Ribadavia
Festa da Istoria de Ribadavia

Todos los que acuden ese día a la Festa da Istoria son parte de la Festa da Istoria, pues las recreaciones se deben muchas veces a voluntarios de entre los propios habitantes de la villa, que han pasado ensayando desde la celebración anterior; los comercios muestran sus mejores adornos medievales para colaborar en la sensación de inmersión histórica; y, en realidad, cada calle se convierte en parte de su vivencia, poblada por mesoneros, alguaciles, damas y lavanderas, compartiendo el mismo espacio, riendo o tocando instrumentos antiguos. Jóvenes, mayores y niños participan de un día que han estado esperando desde el año pasado y que estaban deseando que llegase.

El programa de la Festa da Istoria incluye eventos tan variados como un baile medieval, una exhibición de cetrería, una carrera de toneles por equipos, un bando por parte del heraldo real —a caballo, seguido por una banda de músicos—, un concurso de tiro con arco, una justa de caballeros, la representación teatral del «proceso del malsín», una partida de ajedrez viviente, el banquete medieval o los dos actos más importantes de la jornada: la boda judía —oficiada por un rabino según el auténtico rito sefardí— y el desfile oficial —acto inicial de la Festa da Istoria y el más numeroso, con el rey y la reina a la cabeza, acompañados por sus caballeros y damas de confianza; y a continuación el señor de Ribadavia, el obispo de Tui, los notables de la villa, sus defensores, los grupos de animación y finalmente el pueblo, que se une a la comitiva como símbolo de su participación en el festejo.

Festa da Istoria de Ribadavia

¿Te la vas a perder?

La Festa da Istoria de Ribadavia es una de las celebraciones medievales más antiguas de Galicia. Se trata de una ocasión para recordar el brillante pasado de la villa, con respeto e interés, pero también una ocasión para divertirse, participar y descubrir cosas nuevas.

Festa da Istoria de Ribadavia
Festa da Istoria de Ribadavia

Ponte un vestido de época, visita Ribadavia el último sábado de agosto y siéntete uno más en una verdadera villa de la Edad Media. Podrás ver halcones, malabaristas, juglares y caballeros, y podrás entender el orgullo que sienten los ribadavienses por su tierra, a la que estás invitado. ¿Te la vas a perder?

Puede que te interese también 7 lugares que ver en Sevilla

Vídeo relacionado - Ruta de Carballiño a Ribadavia: