Hotel Baía Grande, confort en el centro del Algarve

Situado en pleno centro del Algarve, a tan solo 3 km de Albufeira y a 750 metros de la playa de Coelha, el Hotel Baía Grande es una de nuestras mejores opciones si estamos buscando una base para explorar este vibrante paraíso natural del sur de Portugal, conocido internacionalmente por sus interminables playas, sus acantilados dorados y sus excelentes campos de golf. 

Hotel Baía Grande

Pero más allá de su excelente ubicación, en el Hotel Baía Grande encontraremos un lugar para disfrutar y relajarnos, un complejo de lujo con amplias zonas de descanso y jardines, varios restaurantes, piscina exterior y spa, un verdadero edén que nos resultará difícil abandonar. 

Hotel Baía Grande
Hotel Baía Grande

Un lugar para descansar

El Baía grande es un hotel de cuatro estrellas con 111 habitaciones y 10 suites de alta calidad. Todas las habitaciones cuentan con una decoración contemporánea y acabados de lujo, donde se encuadran tonos de anís y blanco con apuntes de cobre y chintz, creando una atmósfera tranquila y relajante. Además, todas las habitaciones del hotel tienen un balcón privado con mobiliario exterior y están equipadas con cuarto de baño privado y aire acondicionado individual. 

Hotel Baía Grande

Ninguna de las habitaciones nos dejará decepcionados, pero si queremos un punto extra de confort podemos optar por una de las suites. En ellas dispondremos de una superficie de 50 metros cuadrados, complementando el dormitorio con una sala de estar con sofá y dos balcones privados con mobiliario exterior. Un verdadero hogar al que volver en el Algarve. 

Hotel Baía Grande
Hotel Baía Grande

Un espacio para disfrutar

Pero las comodidades que ofrece el Hotel Baía Grande van mucho más allá de las habitaciones, ofreciendo un complejo con todos los servicios. Según entremos por la puerta lo primero que llamará nuestra atención será la gran piscina exterior con jacuzzi integrado, rodeada de palmeras y tumbonas que invitan al descanso. Un espacio de relajación que se transforma durante los meses de verano, cuando los huéspedes pueden disfrutar de barbacoas en la piscina, amenizadas por danza y música popular. 

Hotel Baía Grande

Completa la oferta acuática una piscina interior dinámica, que podemos combinar con sauna, baño turco, gimnasio y una gran variedad de tratamientos de SPA como masajes, piedras calientes y bambuterapia, tratamientos faciales, envolturas y depilaciones.  

Hotel Baía Grande
Hotel Baía Grande

También tenemos a nuestra disposición una solvente oferta gastronómica liderada por el Restaurante Mermaid, que sirve completos desayunos y cenas buffet con vistas a la piscina, además de organizar cenas temáticas que nos acercan los mejores sabores portugueses, mexicanos, italianos o del Mediterráneo. Paralelamente, su Piano Bar tiene música en vivo y excelentes cócteles con vistas al mar, creando un ambiente perfecto para una velada inolvidable. Y el Neptuno Bar presenta un espacio al aire libre donde disfrutar de aperitivos, comidas ligeras y bebidas durante todo el día. 

Hotel Baía Grande
Hotel Baía Grande

Una base para explorar

La privilegiada situación del Hotel Baía Grande nos permite acercarnos dando un agradable paseo hasta la playa de Coelha, una preciosa cala resguardada por acantilados que bien merece una visita. Pero si lo preferimos también podemos utilizar el servicio de transporte gratuito para huéspedes y acercarnos a la más amplia Playa de la Galé o al centro de Albufeira, animada ciudad costera repleta de bares y restaurantes donde descubrir el fresquísimo marisco o pescado, a la parrilla o en cataplana, la especialidad de la zona.

Playa do Vale de Centeanes Algarve

O por supuesto hablar con el personal del hotel para gestionar el alquiler de un vehículo y lanzarnos a explorar todo lo que el Algarve tiene para ofrecernos. En concreto, desde el Hotel Baía recomendamos un viaje siguiendo el litoral hacia el oeste, descubriendo pausadamente una costa repleta de atractivos. 

Punta da Piedade Algarve

En nuestro camino nos cruzaremos con muchas playas, todas ellas diferentes y con encanto propio, aunque algunas destacan sobre el resto por la belleza de sus arenales rodeados de acantilados: entre nuestras mejores opciones para disfrutar del océano en un entorno idílico citaremos la Praia de Benagle, la Praia dos Três Irmãos o la Praia de Vale de Centeanes, una hermosa cala rodeada de hermosas formaciones rocosas y varias grutas por descubrir. 

Aunque si nos fascina el bello contraste entre las rocas doradas y el azul del Atlántico lo que bajo ningún concepto podemos saltarnos es la Ponta da Piedade, un cabo donde la fuerza del agua ha cincelado los acantilados de la costa de una forma especialmente caprichosa, creando intrincadas figuras de roca que emergen del agua regalándonos un paisaje realmente impresionante. 

Cabo San Vicente

Y si nos sentimos aventureros podemos culminar nuestro viaje por la costa en el Cabo de São Vicente, aquel que el historiador griego Estrabón consideró como el punto más occidental de todo el mundo habitado. Allí nos espera un faro asomado a un escarpado acantilado, un lugar menos frecuentado por los turistas en el que podremos relajarnos en compañía del Atlántico. 

Una vez llegados a este punto, nos será imposible seguir hacia el oeste. Menos mal que podemos volver, sabiendo que al final del día tendremos todas las comodidades del Hotel Baía Grande esperando para recibirnos.