Llanes se posiciona como referente del turismo interior en Asturias

Llanes se posiciona como referente del turismo interior en Asturias

¿Qué es un verano sin viajar? La temporada estival se presenta cuanto menos, interesante y a la hora de viajar, los destinos nacionales son los preferidos. España cuenta con lugares maravillosos como València, Sevilla o la zona de Asturias. Precisamente esta última, se agradece visitarla durante los meses de verano porque el clima es menos sofocante. Lo que más apetece es desplazarse allí unos cuantos días y abstraerse de las obligaciones con estas casas rurales que desprenden sensación de paz y tranquilidad. Un lugar increíble en Asturias es Llanes, uno de los pueblos más icónicos de la comunidad autónoma y más bonitos. ¿Qué podemos encontrar en él? En este artículo lo comentamos.

El puerto de Llanes destaca por su oferta gastronómica y su belleza

Llanes es conocido por la maravilla de sus paisajes. La playa de Sablón es una de las más conocidas de la zona y las más concurridas. Su arena dorada y aguas situadas en un entorno mágico, cuenta con multitud de servicios que ofrecer a los distintos públicos. Asimismo, las zonas donde poder tomar algo se encuentran en esta playa, por lo que nada mejor que refrescarse doble con ello tras un chapuzón.

Por otro lado, el Paseo de San Pedro merece nuestra visita. En ellos podemos visualizar la costa a través de un paseo reconfortante que ha sido testigo de múltiples secuencias de televisión. Los amantes de la cultura tienen una cita obligada en el Palacio de los Duques de Estrada, donde se pueden ver elementos de la muralla medieval. Lo mejor es reservar con antelación la visita guiada con la que recorrer este bello lugar histórico.

Cuando son las últimas horas de la tarde, lo más idóneo es recorrer el centro histórico de Llanes. Podemos visitar la Casa del Cercau, la Plaza de Santa Ana y por último, el Palacio de Gastañaga. Si buscamos adquirir souvenirs, podemos transitar la Calle Mayor, donde además podremos cenar en sus múltiples restaurantes. El Casino de Llanes también merece ser visitado, ya que su estilo modernista lo convierte en el deleite de los turistas.

Por otra parte, el puerto de Llanes es, cuanto menos, de cuento. Podemos visitar ambos lados del puerto y visualizar su entorno, sus embarcaderos y sus pintorescas casas. El hecho de que la ría pase entre ambos puentes, le aporta un toque más bonito, haciéndolo un lugar imprescindible para visitar.

Apostar por el turismo rural es más económico

El turismo de casas rurales se ha popularizado en los últimos años y la tendencia apunta a que seguirá de esta manera. La independencia que ofrece a la hora de planificar nuestras escapadas es una de las ventajas más significativas. Asimismo, en caso de que vayamos con niños será más fácil controlarlos y se sentirán mucho más cómodos que en un hotel.

Por otro lado, encontraremos una mayor facilidad donde poder aparcar, ya que este aspecto puede ser un problema para quienes no conocen la zona donde viajarán. Todo ello sin olvidarnos de que optar por una casa rural es más económico que un hotel y que nos aportará una tranquilidad extra.

Ahora que conocemos qué ver en Llanes, llega el momento de descubrir este precioso lugar que cada vez está más demandado. Un rincón de Asturias marcado por la belleza, la majestuosidad y los lugares pintorescos.