Los mejores pueblos de la Alcarria de Guadalajara: qué ver y cómo llegar

Los mejores pueblos de la Alcarria de Guadalajara: qué ver y cómo llegar
Fotografía de @JJFarquitectos

La Alcarria es una comarca natural que se extiende por tres provincias: Madrid, Cuenca y, sobre todo, Guadalajara. En las siguientes líneas nos centraremos en los pueblos más bonitos situados en esta última, inmortalizada por Camilo José Cela en uno de los mejores libros de viajes del siglo XX: Viaje a la Alcarria . Además, descubrirás que en la actualidad es muy fácil llegar hasta aquí en diferentes medios de transporte.

Pueblos con encanto en la Alcarria

Pese a su cercanía con respecto a Madrid, la Alcarria es una comarca que mantiene su carácter rural. Su orografía irregular, plagada de cerros, colinas, arroyos y valles ha favorecido que se mantenga como un lugar recóndito y tranquilo, ideal para segundas residencias y escapadas de fin de semana o incluso largas estancias.

Puedes empezar tu ruta, por ejemplo, en Brihuega, conocida como el ‘balcón de la Alcarria’ por su ubicación elevada con respecto al valle del Tajuña. Pero en la actualidad es mucho más que eso. Se trata de una de las localidades más animadas a nivel turístico, gracias a su espectacular Festival de la Lavanda, en julio, cuando sus campos se tiñen mágicamente de violeta gracias a esta planta. A nivel monumental, sobresalen las iglesias de San Felipe, Santa María y San Miguel, el castillo de la Peña Bermeja, la Real Fábrica de Paños de Carlos III y la puerta de la Cadena.

Patrana es también una villa llena de historia y de encanto. Y, al igual que Brihuega, es uno de los lugares que destacábamos entre los 10 más bonitos de toda Castilla-La Mancha. Imperdibles son su Palacio Ducal, su plaza de la Hora y su colegiata de Nuestra Señora de la Asunción, así como sus callejuelas de aire medieval que parecen haberse detenido en el tiempo.

Hita es otra villa de gran belleza, que está en la mente de todos porque aquí ejerció como arcipreste Juan Ruiz, autor del Libro del Buen Amor en el siglo XIV. En verano organiza un importante festival medieval, que ha servido para poner en valor monumentos con historia como la plaza del Arcipreste, la iglesia de San Juan Bautista o la reconstruida puerta de Santa María.

Cifuentes es también otra de las localidades que aspira a ser ‘capital’ simbólica de la comarca, y presenta argumentos de peso en forma de bellos monumentos. Principalmente, su imponente iglesia del Salvador, el castillo de don Juan Manuel o el convento de San Blas.

Además de estos cinco pueblos, hay otros en los que también puedes detenerte, pues cuentan con monumentos o rincones dignos de admirar. Por ejemplo, Torija y su espectacular castillo reconstruido en el siglo XX. O Fuentelencina y su coqueta plaza mayor, una de las más bonitas de la provincia; Budia y sus pintorescas calles en un entorno natural muy agradable, cerca del embalse de Entrepeñas; o incluso Trillo, con su puente sobre el río Tajo y las humeantes chimeneas de su central nuclear.

Cómo llegar a la Alcarria

Para alegría de los viajeros actuales, llegar hasta el corazón de la Alcarria no tiene nada que ver con el periplo que hizo Camilo José Cela a mediados del siglo XX. En la actualidad, cuenta incluso con una estación de AVE, Guadalajara-Yebes, de la línea Madrid-Barcelona, que puede servir como puerta de entrada a la comarca para proseguir en coche desde aquí. Asimismo, el coche es una forma cómoda de visitar los pueblos alcarreños. Estas son las principales carreteras de acceso:

  • A-2: desde Madrid, Guadalajara y Zaragoza
  • N-320: desde Cuenca y desde la ciudad de Guadalajara
  • N-204: conecta las dos carreteras anteriores y es ideal para visitar los embalses (Buendía y Entrepeñas)

En definitiva, la Alcarria es una comarca bien comunicada por tren y carretera con Madrid, Guadalajara y Zaragoza, pero bastante desconocida para el gran público. Y visitando pueblos como Brihuega, Pastrana, Hita y Cifuentes descubrirás que bien vale la pena pasar aquí varios días.

Madrid
Madrid