Qué ver en Extremadura: 10 lugares imprescindibles que visitar

Extremadura es una de las comunidades más olvidadas de España y eso que tiene mucho que ofrecer. Su mezcla espectacular entre ciudades medievales, ruinas romanas y naturaleza nos sumerge en un lugar increíble y lleno de historia. Por ese motivo, si tienes en mente hacer turismo o visitar sus pueblos, es todo un acierto, porque hay lugares realmente espectaculares.

Sin duda alguna, son muchos los atractivos que te vas a encontrar. Tanto monumentos históricos como paisajes naturales esperan ser descubiertos por el visitante. Asimismo, cabe destacar que hay varios lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Uno de ellos, el conjunto histórico de Cáceres, es una oportunidad de disfrutar de calles bien conservadas, plazas y murallas que nos trasladan a la esencia del medievo.

Tampoco podemos pasar por alto espacios naturales como el parque nacional de Monfragüe, un referente mundial para los amantes de la ornitología.

Los mejores lugares que ver en Extremadura

¿Qué ver en Extremadura? Hay un gran número de propuestas que no te dejarán indiferente. Enumeramos algunos de los pueblos que debes incluir en tu ruta.

1. Trujillo 

En la Plaza Mayor de Trujillo se erige una estatua ecuestre de Francisco Pizarro, conquistador originario de esta localidad. Es el punto de partida para descubrir un pueblo medieval, considerado como uno de los más bonitos de España. Su castillo se ha hecho popular porque sirvió para rodar algunas de las escenas de la afamada película Juego de Tronos.

Son varios los palacios que dan a la plaza. Frente a la iglesia principal encontramos el Palacio de los Duques de San Carlos. En la fachada sur se alza el Palacio de los Marqueses de San Juan de Piedras Albas, que se caracteriza por su doble claustro. Finalmente, cabe resaltar el Palacio de la Conquista.

Trujillo
Fotografía de @cristina_rodriguez2

2. Mérida

Esta ciudad de Badajoz es cita obligada en nuestro itinerario. El Teatro Romano es una verdadera joya que encierra una historia única. Cada rincón tiene su propio secreto, producto de su patrimonio, como el Acueducto de los Milagros, la Casa del Mitreo o el Templo de Diana.

La Alcazaba árabe es la fortaleza defensiva musulmana más antigua que se conserva en el país. Te recomendamos visitar este monumento único, desde donde podrás acceder para contemplar unas vistas impresionantes del Puente Romano.

Mérida
Fotografía de pedro2009

3. Parque Nacional de Monfragüe

Monfragüe se convierte en una cita obligada para los amantes de la ornitología en toda Europa. Este enclave natural se sitúa entre Plasencia, Navalmoral de la Mata y Trujillo. Encierra lugares de leyenda como la Peña del Falcón o el Salto del Gitano.

Los enormes buitres leonados sobrevuelan el mirador, que nos ofrece unas vistas espectaculares. No solo puedes avistar aves rapaces, sino también hacer excursiones en 4×4 para descubrir sus rincones y los paisajes de la dehesa extremeña.

Parque Nacional de Monfragüe
Fotografía de cspcsp

4. Real Monasterio de Guadalupe 

Otro gran descubrimiento es el Monasterio de Guadalupe en Cáceres, uno de los máximos exponentes religiosos que puedes visitar. Aunque, realmente, parece una gran fortificación sobre la serranía de la comarca de las Valluercas.

Durante siglos, este edificio sagrado fue protagonista de un gran número de acontecimientos históricos como la visita del rey Enrique IV de Castilla o la de Isabel la Católica, que quedó prendada con la belleza de este entorno. A ti te sucederá lo mismo.

Real Monasterio de Guadalupe
Fotografía de RudiErnst

5. Monasterio de Yuste

Este monasterio es muy conocido porque fue la morada del Emperador Carlos V y, en la actualidad, es la sede en la que se entrega el Premio Europeo Carlos V. Es uno de los puntos de interés más importantes en la comarca de La Vera en Cáceres. Está situado en un entorno natural precioso que permite realizar la visita al Cuarto Real, la iglesia y los diferentes claustros.

Monasterio de Yuste
Fotografía de Bloack

6. Plasencia

Algunos consideran que Plasencia es el secreto mejor guardado en Extremadura. Sus calles estrechas nos muestran casas señoriales y palacios. Esta ciudad esplendorosa es ideal para ir de compras, descubrir sus catedrales y conocer el legado histórico.

En la plaza Mayor encontrarás uno de los símbolos más importantes: el Abuelo Mayorga. Es una figura de dos metros que lleva encaramada a la torre del reloj desde hace siglos. Asimismo, no puedes dejar de visitar la catedral nueva, un templo religioso con muchos detalles para los amantes del arte.

Plasencia
Fotografía de HeritagePics

7. Valle del Jerte en primavera 

La llegada de la primavera abre la posibilidad de visitar uno de los rincones de mayor interés. Los cerezos están en plena floración y constituyen un auténtico espectáculo de color. Podrás contemplar las laderas de las montañas cubiertas por flores blancas y más de un millón y medio de árboles cerezos.

Es una excursión que ha adquirido mucha relevancia y a la que se suman cada vez más turistas. Además, en los pueblos del valle se celebra la Fiesta de la Primavera y el Cerezo en Flor, para lo que se organizan actividades culturales y gastronómicas. Si puedes, disfrútala.

Valle del Jerte en primavera
Fotografía de ABBPhoto

8. Zafra

Esta ciudad de Badajoz es un destino muy interesante para realizar un viaje corto. Son muchos sus atractivos, como el Palacio de los Duques de Feria, sede del parador que recibe el mismo nombre.

Pasear por sus calles te revelará su origen histórico. Patios, conventos, fachadas de colores y suelos empedrados se abren a su paso. Cabe resaltar que 221 de sus habitantes marcharon al continente americano y colonizaron desde Carolina del Sur hasta algunas zonas de Chile.

Zafra
Fotografía de RudiErnst

9. Olivenza 

Este bonito pueblo, fronterizo con Portugal, presenta un gran legado histórico relacionado con los templarios. A nivel monumental, destaca principalmente por sus murallas, ya que es uno de los conjuntos históricos que cuenta con más extensiones amuralladas en toda España. También destacan las iglesias con muestras de arte sacro y, especialmente, el arte manuelino portugués.

Olivenza
Fotografía de HeritagePics

10. Coria

Bien te merece la pena hacer una escapada rural a Coria. Esta ciudad cuenta con un conjunto monumental declarado como Bien de Interés Cultural. Su edificio religioso más emblemático es la catedral de la Asunción. Su museo acoge interesantes reliquias y piezas religiosas.

Por otro lado, no puedes pasar por alto el interés que despierta el castillo, una antigua fortaleza de los templarios que destaca por su monumental torre.

Coria
Fotografía de Fosters

En resumen, hacer turismo o viajar a Extremadura significa saborear su historia, sus parajes naturales sorprendentes y sus monumentos y edificios únicos en todo el país.

Puede que te interese también Que ver en Castilla-León: 15 lugares imprescindibles que visitar