Qué ver en Pamplona

Qué ver en Pamplona. Acogedora, segura, cómoda, moderna y verde. Así es Pamplona, la ciudad que se asienta junto al río Arga. Un destino repleto de profundas tradiciones e historia fundado en el año 5 a. de C. Su ubicación en el centro de Navarra, así como su cercanía a otros lugares de interés como Bilbao o San Sebastián, ha hecho que sea una de las ciudades preferidas por todas aquellas personas a las que les encanta hacer turismo por lugares que tienen mucho que ofrecer. ¿Es ese tu caso?

No en vano, por las plazas y calles de su casco antiguo todavía se conserva un conjunto monumental muy importante presidido por sus murallas medievales y sus iglesias. Y todo ello salpicado de preciosos jardines y parques, así como de la huella de los sanfermines y del Camino de Santiago. Su inagotable oferta cultural, en la que sobresalen festivales de calidad y pequeños formatos especialmente dirigidos a los apasionados del arte, es otro de sus atractivos.

Tampoco puedes obviar que esta ciudadela renacentista, de alma conquistadora, tiene una oferta gastronómica impresionante. Basada en sus productos locales, destaca por sus populares pintxos, considerados como virguerías culinarias. De hecho, la ciudad te ofrece una ruta en la que vas a poder disfrutar de estas maravillas. Todo ello mientras permaneces rodeado del bullicio jacobeo, de un increíble ambiente cultural y de las tiendas típicas de antaño. Te descubriremos diversos lugares que ver en las siguientes líneas.

 

Murallas de Pamplona, un primer tesoro que ver

Con sus más de 5 kilómetros de longitud, las murallas de Pamplona han sido declaradas Monumento Nacional. Constituyen un interesante complejo militar considerado como uno de los mejores conservados de toda Europa. Un paseo por su anillo, entre los preciosos parques de la Taconera y de la Media Luna, será el comienzo ideal de tu recorrido por esta ciudad. Su paisaje verde infinito y la calidez de sus piedras dan forma a uno de los paisajes más bellos que se pueden contemplar aquí.

Como buena ciudad medieval, Pamplona logró rodearse de estas murallas para poder defenderse de sus enemigos. Pero no fue hasta que el reino de Navarra se incorporó a la Corona de Castilla, en el año 1515, cuando logró relevancia. De esta manera, esta formidable fortaleza empezó a convertirse en uno de los conjuntos defensivos más sobrios, a la par que sofisticados, que existen.

Murallas de Pamplona
Fotografía de @ jorgeliz@hotmail.com

Qué ver en Pamplona. Plaza del Castillo 

Esta plaza puede considerarse el corazón de Pamplona. No en vano, ha sido el punto clave de la historia de la ciudad en momentos fundamentales. Su nombre se debe al castillo que estaba ubicado en su zona oriental, y a través de ella se canaliza la vida de este destino. Como curiosidad, te diremos que este fue el primer lugar que conoció el mismísimo Ernest Hemingway, al que convirtió en su emplazamiento indispensable cada vez que visitaba este destino. En ella se encuentra el famoso café Iruña, un bar histórico y el punto de reunión de los protagonistas de una de las novelas de este famoso escritor americano: Fiesta.

Plaza del Castillo Pamplona
Fotografía de @ lunamarina

Catedral de Pamplona 

Qué ver en Pamplona. Son varios los motivos que han conseguido que la Catedral de Pamplona destaque sobre el resto de los conjuntos catedralicios de España. Uno de ellos es su importancia religiosa. El motivo es que alberga la cátedra del obispo, es decir, la cabeza de todas las iglesias pertenecientes a la diócesis.

Otro es su innegable valor artístico. Se trata del monumento de estilo gótico más importante de Navarra. Además, jugó un papel muy importante en el antiguo reino navarro al acoger en su interior matrimonios reales, coronaciones y sepulturas de importantes reyes. En definitiva, ha jugado un papel histórico de lo más relevante a lo largo de los siglos.

Catedral de Pamplona 

Fotografía de @ Charly7777

Ayuntamiento y plaza Consistorial 

Qué ver en Pamplona. Fue en 1423 cuando el rey Carlos III ordenó construir este edificio en el lugar en el que confluían todos los burgos medievales. El actual se levantó entre los años 1753 y 1759, y en su fachada podrás contemplar una mezcla de barroco tardío y de neoclásico. El resto del edificio está datado en el siglo XX. Tanto la casa consistorial como su plaza constituyen uno de los escenarios más relevantes de la ciudad. De hecho, cada 6 de julio es lanzado desde este punto el famoso chupinazo, el cohete que anuncia el comienzo de las fiestas mundialmente conocidas como sanfermines.

Ayuntamiento y plaza Consistorial 
 Pamplona
Fotografía de @ FRANCISGONSA

Qué ver en Pamplona. Iglesia de san Saturnino 

San Saturnino es el patrón de Pamplona. Esta iglesia, levantada en su nombre y perteneciente al siglo XIII, ha sido el centro religioso de la ciudad desde entonces. Sus dos torres tan elevadas que trazan un perfil de lo más personal en el cielo y sus poderosos muros delatan que también fue una fortaleza defensiva y militar durante las batallas libradas entre los distintos burgos medievales.

Situado en el casco histórico de la ciudad, este edificio religioso destaca por su interior, en el que contemplarás la capilla de la Virgen del Camino de estilo barroco. A la salida, no debes olvidarte de buscar el famoso “pocico” en el suelo. Allí fue donde el santo bautizó a sus primeros cristianos, entre los que se encontraba su primer obispo: San Fermín.

A continuación, puedes mirar hacia el cielo para vislumbrar el reloj que cada año anuncia de manera puntual el comienzo de los encierros de los sanfermines.

Iglesia de san Saturnino  Pamplona
Fotografía de @ venemama2

6. Capilla de san Fermín 

La capilla de este santo, situada en la iglesia de san Lorenzo, se ha convertido en el punto de encuentro de todos los fieles que acuden a las fiestas de san Fermín. Su origen se debe a una institución religiosa fundada en el año 1885 y que estableció el 8 de noviembre este lugar para el reconocimiento a los favores del santo, especialmente por haber conseguido preservar a la ciudad del cólera. En cualquier caso, su principal objetivo es promover la devoción al culto del patrón de la ciudad con todos los medios a su alcance.

Capilla de san Fermín  Pamplona
Fotografía de @ naticastillog

7. Sanfermines 

Cada año, miles de personas se acercan para vivir la emoción y el riesgo de los encierros de san Fermín. Son 9 días en los que los pamploneses, vestidos con su traje típico de color rojo y blanco, se dejan llevar por el espíritu de estas fiestas que invaden las calles de la ciudad de manera constante.

A las 12 de la mañana de cada 6 de julio es lanzado el chupinazo desde el ayuntamiento. Y a las 8 en punto de la mañana siguiente da comienzo el primer encierro al abrirse las puertas del corral conocido como Santo Domingo. En ese momento, muchas personas se ponen a correr delante de los toros para seguir el trayecto que les llevará hasta la plaza de toros. ¿Te animarías a hacerlo?

Sanfermines 

Fotografía de @ mmedp

8. Museo de Navarra 

Qué ver en Pamplona. En el centro histórico de la ciudad tiene su sede el Museo de Navarra, antiguo hospital de la Señora de la Misericordia. Después de ser rehabilitado totalmente, se encuentra destinado a acercar a todo el público la historia y el patrimonio de esta Comunidad Foral. El mapa de Abauntz magdaliense, los capiteles de estilo románico de la antigua Catedral, el retrato realizado por Goya del Marqués de San Adrián o la arqueta de Leira hispano-musulmana son algunos de los tesoros que alberga este edificio. Además, posee una mediateca, una biblioteca y un fondo documental conformado por artistas navarros modernos. Todos ellos te los aconsejamos como elementos indispensables en tu próxima visita a la ciudad.

Museo de Navarra Pamplona
Fotografía de @ ev_buh@yahoo.com

9. Ruta de los Encierros 

La ruta de los encierros de Pamplona tiene 850 metros de longitud. Discurre por las calles medievales del casco viejo y su trayecto conlleva cuestas empinadas, dobles curvas, estrechas calles e incluso un túnel que pasa por los tendidos de la famosa plaza de toros. En definitiva, un recorrido que ha sido creado para dar espectacularidad y variedad a los distintos tramos de esta carrera.

El primer tramo tiene casi 300 metros de largo y tiene lugar en la cuesta de Santo Domingo. Este recorrido es donde más se corre, ya que los toros aún están muy descansados. El segundo, que tiene lugar por la plaza del Ayuntamiento, apenas tiene 100 metros de largo y ahí los animales todavía se encuentran con muchas fuerzas.

La estafeta es la más famosa ruta de todo el encierro, con sus 300 metros de longitud. Aquí, por la fuerza centrífuga, los toros golpean normalmente el vallado. El último tramo es de 120 metros de largo y se va cerrando como si fuera un embudo hasta llegar a los bajos de los tendidos de la plaza; da paso a los 50 metros últimos del ruedo.

Ruta de los Encierros Pamplona
Fotografía de @ jorgeliz@hotmail.com

10. Ruta de pintxos por Pamplona

Las barras de los bares de Pamplona se encuentran surtidas de los mejores productos locales en forma de bocados pequeños. Y si hay una manera divertida y diferente de conocer la ciudad, es haciendo la ruta de los pintxos. Gambas en gabardina, bolas de bacalao, tigres, croquetas y una gran variedad de embutidos son solamente una parte de lo que podrás degustar con una copa de vino, un vermú o una cerveza. Harán que te mimetices con la gente de este destino.

Ruta de pintxos por Pamplona
Fotografía de @ nejron

Qué ver en Pamplona. En definitiva, te hemos dado sobradas muestras de que hacer turismo en Pamplona para visitar algunas de las localizaciones más emblemáticas de la ciudad y conocer algunas de sus tradiciones más importantes es la mejor opción si estás deseando viajar y disfrutar de cosas diferentes.

Puede que te interese también Qué ver en Zaragoza: 10 lugares imprescindibles que visitar