San Andrés de Requeixo – A Veiga

San Andrés de Requeixo A Veiga

En esta iglesia parroquial rectangular de una nave, destaca la torre cuadrada y la portada principal con moldura en «orelletas», con el escudo de la Casa de Barrizal en la fachada. Situada en el centro de la aldea de Prada, parece que la iglesia esté construida de espaldas al centro de la aldea, sin embargo esta situación se debe a que anteriormente la entrada la aldea se realizaba desde el barrio de O Pacio, desde San Fíz a través de un antiguo camino medieval.

Leer Más

Paseo fluvial del Barco de Valdeorras

Paseo fluvial del Barco de Valdeorras

En O Barco de Valdeorras, a orillas de Sil, hay un paseo fluvial y una pasarela peatonal sobre el río que nos lleva al área recreativa de O Salgueiral y nos brinda la posibilidad de realizar una ruta de senderismo desde O Barco a Xagoaza, punto de gran interés arquitectónico.

Leer Más

Iglesia de San Miguel de Desteriz – Padrenda

Iglesia de San Miguel de Desteriz Padrenda

Muy cerca de la frontera portuguesa, encontramos este sencillo edificio parroquial del s. XVIII, que presenta una gran pureza de líneas, consecuencia de la influencia del período neoclásico en Galicia. De su exterior destaca el campanario -de rasgos barrocos- y la fachada principal, aunque lo realmente singular es su interior, en donde se conservan perfectamente las pinturas murales de dicho siglo, que plasman el santoral a lo largo de la bóveda de la nave principal, algo excepcional en la arquitectura religiosa del barroco rural, difícil de encontrar en otras zonas.

Leer Más

Iglesia de Valdín – A Veiga

Iglesia de Valdín - A Veiga

Se trata de una iglesia rural que presenta la típica fachada del barroco gallego y lateral porticado, con columnas con capiteles figurados. Cada capitel presenta una figura diferente, aunque todas ellas son rostros. En el exterior, tiene una estrecha escalera de piedra que lleva al campanario. Está rodeada exteriormente por un muro, que acoge el cementerio. El retablo herreriano y sus pinturas manieristas, en el interior, así como un techo con artesonado de madera (a base de casetones) son lo más destacable.

Leer Más

Cruceiro de Banga

Cruceiro de Banga

Construcción típica al lado de las iglesias en Galicia. Este crucero dispone de una sola cruz sin grandes ornamentos, más que la representación una escena bíblica en el pedestal.

Leer Más

Navea – A Pobra de Trives

A Borren-A Pobra de Trives

Navea es un lugar ideal para el retiro, para disfrutar de días de descanso en paz en una aldea que conserva las construcciones típicas de la zona, casas unifamiliares en un paraje enmarcado por la naturaleza.

Leer Más

Las mejores rutas etnográficas: la Coroa de Covelo, Melón

A Coroa de Covelo

Si necesitáis un buen motivo para descubrir en persona qué tiene de especial el entroido de Covelo, en el término municipal de Melón, es señal de que no presumís de ningún pariente o amigo en la zona. De lo contrario, sabríais que se trata de una de las citas carnavalescas más divertidas, si cabe, de la Galicia rural.

Leer Más

Río Navea – A Pobra de Trives

Río Navea-Trives

El río Navea desemboca en el Bibei, que a su vez lo hace en el Sil, el más famosos afluyente del Miño. Todos ellos conforman el mayor sistema fluvial del noroeste peninsular, el Miño-Sil, constituyendo a su paso paisajes inigualables de los que el valle del Navea es el que mejor se conserva. En él predomina la vegetación arbórea y enclaves de interés como la Fraga de San Xoán de Río.

Leer Más

Paseo fluvial Ourense

Paseo Fluvial Ourense

El Paseo fluvial de Ourense concentra las mayores instalaciones termales. Se ha definido como el gran pulmón de la ciudad por ser una gran gran zona de esparcimiento, ocio y tiempo libre. Acondicionada durante los últimos años cuenta con 15 kilómetros aproximadamente de senda peatonal. 
 

Leer Más

Qué ver en Ourense

Visitamos Ourense para descubrir un tesoro de ciudad con múltiples zonas termales a orillas del río, con un casco viejo lleno de vida, una catedral impresionante que se esconde entre edificios históricos justo en el meollo de la zona de vinos; que invita a «irse de pinchos» con el olor a comida recién hecha y sabiendo de los buenos vinos que se hacen en sus alrededores. Una ciudad pequeñita que puedes recorrer caminando sin problemas, donde encontrarás lugares para relajarte y pasar una buena tarde en familia.