Recorrido por la costa Andaluza desde el mar

Recorrido por la costa Andaluza desde el mar

Andalucía es mundialmente conocida por la calidad de sus costas, por ser un referente en el turismo de calidad en sus muchas playas. Una fórmula para el ocio que tiene más de un punto de vista. Y es que, para acercarse a los más de 800 kilómetros de litoral donde abundan las playas de ensueño, coquetas calas, acantilados de infarto, parques naturales y entornos ecológicamente bien conservados, no solo se puede hacer desde tierra adentro.

El turismo del mar tiene una nueva opción de disfrute, el que se lleva a cabo navegando. Esta fórmula para recrearse desde otro punto de vista de la mágica costa andaluza cobra fuerza y gana adeptos cada día. De este modo, se podrá acceder a los rincones más exquisitos y hermosos sin tener que pasar por las aglomeraciones clásicas que se originan en verano.

Estas son algunas de las rutas de navegación que se pueden hacer en nuestro luminoso sur.

1.      En Cádiz, bordear la Costa de la Luz

Navegar en Cádiz ofrece una experiencia única, sobre todo si se elige una ruta que bordee la Costa de la Luz. En un velero podrá disfrutarse de las playas y calas de El Puerto, Sancti Petri y el resto de lugares con encanto de toda la bahía de Cádiz. Será posible atravesar entornos perfectamente conservados, como la punta del boquerón, y tener una perspectiva desde el mar de la ciudad de Cádiz. Y, sobre todo, la oportunidad de ver las más increíbles puestas de sol de toda Europa.

2.      En Huelva, de la Ría al mar

Completamente diferente es empezar la navegación y descubrir una de las costas más populares de Andalucía, comenzando por su ría. Desde Huelva a Punta Umbría, con la posibilidad de tener una visión única de las marismas del Odiel, el muelle del Tinto, el puerto de la Ría… y después las playas de Huelva, el paraíso del descanso andaluz.

3.      En Almería, el Cabo de Gata

Pero, si se quieren parajes naturales, realmente salvajes y vírgenes, entonces habrá que Navegar en Almería y poder llegar hasta la impoluta playa de los muertos desde el mar. Fondear en esta tranquila hermosa cala cumplirá los sueños de cualquier Robinson Crusoe incipiente. Pero no es la única que mantiene esta condición de soledad, la de los Genoveses es otro clásico que se tiene que visitar para escuchar solo el rumor del mar.

4.      En Granada, la costa de Almuñécar

En este otro entorno privilegiado de la costa andaluza el tiempo que se suele llevar en barco es algo mayor. Y es que, no solo el perfil de la costa de Almuñécar merece la pena con la impresionante visión de los acantilados de Maro – Cerro Gordo, sino que también la bahía de la Herradura va a encandilar a todo aquel que se pasee por sus inmediaciones en barco.

5.      En Málaga, la Costa del Sol

Por último, el archipopular litoral de la Costa del Sol también es un excelente espacio para vivirlo desde el mar, sobre todo porque al ser una zona de gran atractivo turístico podremos evitar todas las aglomeraciones clásicas de los meses de calor. La costa de Málaga ofrece unas perspectivas inmejorables desde el mar, su navegación permitirá descubrir perfiles tan espectaculares como Nerja, Marbella o Benalmádena, e incluso acercarse a los mencionados acantilados de Maro.