Entrevistamos al escritor Suso de Toro en Santiago de Compostela

Tamara Novoa Alonso
DirecciĂłn y fotografĂ­a: PĂ­o GarcĂ­a

“Santiago es Literatura”, Suso de Toro

Desde niño, una de sus aficiones ha sido pasearse por los escaparates de las librerĂ­as de la RĂșa do Vilar. Lo que nunca pensĂł es que algĂșn dĂ­a allĂ­ reposarĂ­an sus novelas. Cuando pasĂł por delante de su tienda de libros preferida y vio CaixĂłn de Sastre en la vitrina, Suso de Toro se sintiĂł del todo gratificado. Un sueño se habĂ­a hecho realidad. Hoy son ya mĂĄs de treinta las novelas que ha publicado y ha recibido, entre otros premios, el Nacional de Literatura. Aunque en los Ășltimos años se ha alejado de la vida de escritor para volver a dedicarse a la enseñanza, de Toro nos anuncia que pronto saldrĂĄ publicado un nuevo libro y es que «cuando algo queda sin contar acaba por salir y hay que echarlo fuera», explica.

P5285343-1

Un libro en el que otra vez habrå historias ubicadas en Santiago. No podía ser de otra manera porque Compostela es la ciudad que él mejor conoce, es su ciudad. Y, como el mismo afirma, «la capital gallega es literatura. Es mito, es leyenda, es historia de la Europa medieval de los peregrinos y de la Galicia que soñaban los romånticos en el siglo XIX».

Todo ello inunda sus novelas en las que no puede dejar de hacer referencia a esa Compostela. El ejemplo por antonomasia es Trece badaladas, una trama cargada de misterio que parte de la leyenda de que al soplar el viento del sur la Berenguela toca trece campanadas, abriendo asĂ­ paso a una hora mĂĄs, la hora del diablo. Una leyenda que Ă©l mismo se inventĂł y que ahora cuentan como verĂ­dica los guĂ­as a los turistas. Algo que enorgullece al escritor y pone de manifiesto que asĂ­ como Ă©l es influenciado por su ciudad, Santiago comienza a ser influenciado por el propio Suso de Toro.

XG00045701

Suso de Toro es de esas personas que no dejan indiferente. Controvertido por sus opiniones, ha adoptado siempre una posiciĂłn en defensa de Galicia y ha utilizado su estatus de personaje pĂșblico para que su mensaje llegue mĂĄs lejos. Aunque ha abandonado sus caracterĂ­sticas gafas de sol y sombrero, su particular atuendo todavĂ­a pervive en el imaginario popular.

Al recorrer las calles compostelanas, los recuerdos y los datos históricos se agolpan en su memoria. Uno de los puntos clave en el Santiago del novelista es la Facultad de Geografía e Historia, un edificio que lo marcó de niño y en el que de mayor ocuparía una silla como estudiante. De pequeño vivía en una de las calles aledañas a la facultad y con los amigos jugaba a colarse en el edificio, en el que correteaban por los pasillos burlando al conserje.

055108-1

También recuerda con cariño la feria que se celebraba los jueves en la Alameda. El parque por antonomasia de los compostelanos acogía antaño un gran mercado tradicional en el que se vendía todo tipo de animales y alimentos. Suso explica que «se transformaba durante unas horas en una ciudad medieval». Aquí se mezclaba la Galicia urbana y la rural que tan bien retrata en sus novelas.

Ya en la adolescencia, De Toro descubrió el Franco. La calle simbolizaba para el escritor la entrada en el mundo adulto. Sin embargo, el Franco ha pasado a ser hoy en día la calle turística por excelencia. Por eso recomienda a los viajeros que se adentren en el casco histórico, que vayan un poco mås allå de las fotos típicas y de las plazas atestadas de viajeros, porque aunque pueden tener su encanto «Santiago no se acaba en ellas».

043788b

Otro edificio emblemĂĄtico para el autor es San MartĂ­n Pinario, origen durante años de una de las imĂĄgenes que mejor representaba la Compostela religiosa. «Era la fĂĄbrica de curas de la Ă©poca», cuenta Suso, que no olvida aquellas largas procesiones de los reciĂ©n graduados. Sin embargo, es la importancia histĂłrica del monasterio lo que De Toro quiere resaltar. AquĂ­ se puso fin a la RepĂșblica gallega, esa que tan solo durĂł unas horas y, aunque no pasĂł de anĂ©cdota, tiene un significado casi sentimental para muchos gallegos.

055255-1

La vida del novelista estĂĄ muy ligada a la ciudad santiaguesa, donde siempre ha vivido y a la que Ă©l mismo confiesa que se debe. Tanto es asĂ­ que no duda al afirmar que cuando abandone este mundo su Ășltimo recuerdo serĂĄn los soportales de la RĂșa do Vilar, en direcciĂłn a la Berenguela.


Ver Santiago co Suso de Toro en un mapa mĂĄs grande

2 comentarios en “Entrevistamos al escritor Suso de Toro en Santiago de Compostela”

  1. Estupenda reportaxe e un luxo que sexa Suso de Toro o que nos acompañe nesta pequena andaina pola fermosa cidade de Santiago.
    Noraboa!

    • Sen dĂșbida. Todo un pracer percorrer Santiago con Suso de Toro que tan ben coñece a capital.

Los comentarios estĂĄn cerrados.