Que ver en Palma de Mallorca: 10 lugares imprescindibles que visitar


Qué ver en Palma de Mallorca es algo que te estarás preguntando si eres un apasionado del turismo y te gusta viajar a lugares con encanto, como la Perla de las Baleares, sobrenombre con el que se conoce a Palma de Mallorca. Este destino, reconocido especialmente por sus playas y su agradable clima durante todo el año, es también una ciudad cosmopolita y moderna con una enorme variedad de propuestas culturales y de ocio. Además, puedes visitar la ciudad en cualquier época del año.

Su gran patrimonio artístico, de un valor incalculable, su impresionante arquitectura religiosa, sus preciosos patios y sus museos, espacios a los que se les unen sus acogedores restaurantes, bares y calles comerciales, han convertido a la capital de Mallorca en uno de los sitios turísticos más demandados por viajeros de cualquier parte del planeta.

Por eso, si estás planteándote hacer un viaje a esta isla, a continuación te aconsejamos qué ver en Palma de Mallorca para que no te pierdas ninguno de sus lugares más relevantes y bellos. Esta localidad, identificada muy a menudo como un lugar de playeo, está repleta de encantos que, por ende, se salen de las habituales rutas del turismo masificado. ¡Descúbrela!

1. Catedral de Mallorca

Levantada junto a la orilla de la bahía de Palma, la Catedral de Mallorca es el símbolo principal de esta ciudad y uno de sus lugares imprescindibles. Su construcción comenzó en el siglo XIII y terminó en 1630. Antiguo núcleo de la ciudad musulmana y construido el emplazamiento de la mezquita principal, este edificio era el más alto de la ciudad, por lo que es visible a gran distancia.

En su interior destaca la capilla del Santísimo de estilo gótico, así como su pared policromada de cerámica, que cubre prácticamente todos sus muros arquitectónicos y fue realizada por Miquel Barceló.

Catedral de Palma de Mallorca
Fotografía de amoklv

2. Castillo de Bellver

Este singular edificio de estilo mallorquín gótico corona una colina de Palma de Mallorca a más de 110 metros por encima del nivel del mar. Es el castillo de planta circular más antiguo de toda Europa y fue mandado construir a principios del siglo XIV por el rey Jaime II de Mallorca. Alberga en su interior el museo de Historia y desde la terraza se pueden obtener unas panorámicas impresionantes, tanto de la ciudad como de la bahía.

Ubicado a solo 3 kilómetros de distancia del centro de la ciudad, se trata de una obra innovadora y genuina de Mallorca. No en vano, se han intentado encontrar precedentes en el que pueda estar inspirado y no se han podido hallar. Como dato curioso, te diremos que la mayor parte de la piedra utilizada en su fabricación proviene de unas cuevas situadas bajo el mismo castillo.

Castillo de Bellver Palma de Mallorca
Fotografía de viledevil

3. Palacio Real de la Almudaina

El Palacio Real o Alcázar Real de la Almudaina se levanta sobre un castro romano. Conocido como «zuda» durante la época de la conquista, fue mandado reedificar por Jaime II siguiendo el modelo del Palacio de Perpiñán. Hoy en día es la residencia oficial de Sus Majestades los Reyes de España cuando visitan Baleares.

El anterior alcázar fue transformado en un palacio de estilo gótico cristiano, aunque continúa conservando las estructuras principales del alcázar musulmán. De hecho, son numerosas e importantes las restauraciones que se han llevado en este precioso edificio a lo largo de los siglos por Patrimonio Nacional. En su interior destacan la capilla de Santa Ana, el Palacio del Rey y el Tinell o Gran Salón.

Palacio Real de la Almudaina Palma de Mallorca
Fotografía de mistervlad

4. Centro histórico de Palma de Mallorca

Desde el centro histórico de la ciudad, caracterizado por los tramos que aún se conservan de la muralla antigua, irás adentrándote por sus estrechas calles para descubrir sus casas señoriales, de las que solamente se conservan 60 en la actualidad. Es imprescindible acercarse al claustro de San Antonio y a la Rialto Living, una casa antigua señorial que fue también teatro y cine.

Este espacio lo encontrarás caminando hacia el barrio marinero y, en la actualidad, es un exclusivo y muy interesante centro de diseño y decoración al que seguro te apetecerá entrar. De hecho, es el máximo exponente de la conocida como Milla de Oro, que recibe este nombre por las tiendas de lujo que se van extendiendo a lo largo y ancho de sus calles. Si te estás preguntado qué ver en Palma de Mallorca, este es uno de los rincones que no deberías perderte bajo ningún pretexto.

Centro histórico de Palma de Mallorca
Fotografía de artjazz

5. La Lonja

La construcción de la Lonja de Palma de Mallorca comenzó en 1420 y terminó en el año 1452. Es la muestra más sobresaliente de la arquitectura civil gótica de Baleares y una de las más importantes de Europa. Esta joya de la arquitectura sirvió como modelo para la construcción del palacio del Consejo de la ciudad y para la de la Lonja de Valencia. Hoy en día es un bien admirado por los miles de viajeros que llegan hasta este destino y constituye un espectacular espacio de arte.

En su portal principal impresiona la figura del ángel que defiende la mercancía, y en el posterior una imagen de la virgen. También destacan sus gárgolas y sus torres menores en la zona superior. En sus alrededores se encuentra la antigua barriada de marineros, hoy en día una zona de lo más animada, llena de tiendas y restaurantes.

La Lonja Palma de Mallorca
Fotografía de lunamarina
Circuitos El Corte Ingles

6. Las playas de Palma de Mallorca

Aguas transparentes de color turquesa y temperaturas muy agradables son las características principales de las playas y calas de esta ciudad. Acércate hasta Sa Calobra y disfruta de un pequeño paraíso situado entre dos acantilados. Si te gusta bucear, este es el sitio que estás buscando. También en esta sierra se encuentra cala Tuent, una playa cubierta por guijarros que presume de contar con aguas de color verde muy intenso.

Haz una visita a la playa S´Amarador, un pequeño espacio virgen rodeado de pinos y de agua azul turquesa. Perteneciente al parque de Mondragó, este arenal se encuentra ubicado junto a la cala Mondragó, que cuenta con varios restaurantes y diversos servicios turísticos. Bordeada de acantilados está cala Varques, una diminuta playa con aguas claras también de color azul turquesa.

Las playas de Palma de Mallorca
Fotografía de fotoquique

7. Es Baluard

Inaugurado en el mes de enero de 2004, el museo de arte contemporáneo de Palma Es Baluard alberga más de 700 obras de arte de referencia internacional y de artistas vinculados a estas islas. Además de difundir y conservar su maravillosa colección, desarrolla programas con actividades culturales, exposiciones temporales y ciclos de formación y educativos.

Dividido en tres plantas exteriores comunicadas entre sí con rampas y enormes balcones, cuenta con obras de Joan Miró, Wifredo Lam, María Blanchard y André Masson, entre otros. Además, su colección se ha visto incrementada con obras donadas y cedidas de manera temporal por coleccionistas, ciertas entidades y una parte de artistas.

Es Baluard Palma de Mallorca
Fotografía de Fotoadicta

8. Parc de la Mar

Construido en los años 70, el Parc de la Mar es uno de los parques urbanos principales de Palma de Mallorca. La idea de levantarlo surgió a raíz de la construcción del paseo marítimo y de la autopista, al quedar un enorme espacio entre ambos. En el mismo se excavó un gran lago con agua salada para mantener el recuerdo del mar, que antiguamente bañaba la muralla. En él se contempla el precioso reflejo de la Catedral.

Se encuentra rodeado de una gran extensión de árboles y una zona de juegos para los más pequeños. También cuenta con un espacio dedicado a diferentes actuaciones con una carpa de lo más colorida, situada junto a la muralla. Igualmente, se puede ver un conjunto escultórico realizado en piedra que representa unas ruedas de molino en homenaje, posiblemente, a esta construcción típica de la isla.

Parc de la Mar Palma de Mallorca
Fotografía de val_th

9. Palma Aquarium

Si viajas con niños y te estás preguntando qué ver con ellos, acércate hasta el acuario de Palma. Allí vais a conocer la colección de corales más importante de toda Europa, un mundo repleto de colores donde descubrirás al famoso pez payaso. Ve a saludar a las tortugas marinas que viven en la playa artificial o bucea entre rayas en el acuario exterior.

Atraviesa la jungla de este lugar, uno de los jardines europeos más grandes, con una impresionante cascada de 7 metros de alto. Conocerás las pirañas amazónicas y la longeva tortuga caimán. Descubre el Big Blue, uno de los tanques más profundos que existen y donde conviven tiburones tigres con otras especies, como rayas águila o doradas.

Palma Aquarium Palma de Mallorca
Fotografía de navorolphotography

10. Patios de Palma

Un imprescindible en Palma son sus patios, que podrás descubrir en cualquier rincón de esta ciudad. Mucho más lineales y sencillos que los populares patios cordobeses, estos rincones mallorquines desprenden armonía y paz. Singulares y distintos todos ellos, su historia se remonta al siglo XIII, etapa en que las casas principales de esta ciudad se reedifican y reforman de acuerdo con los estilos barroco y renacentista.

Patios de Palma de Mallorca
Fotografía de skovalsky

Descubre qué ver en Palma de Mallorca en calles como Estudi General, Morey, Sol o Portella, donde encontrarás una mayor cantidad de patios por los que podrás pasear y relajarte mientras vas disfrutando de ellos. Consulta alguna de las rutas que se pueden realizar para no perderte ningún detalle durante tu viaje de turismo a Palma de Mallorca. 

Puede que te interese también Que ver en Salamanca: 10 lugares imprescindibles que visitar