Que ver en Valencia: 10 lugares imprescindibles que visitar

¿Qué ver en Valencia? Si te has formulado esta pregunta porque vas a viajar a la ciudad en breve, te aconsejamos que consultes nuestra guía. En la misma, describimos diez puntos clave de una gran ciudad que nunca dejará de sorprenderte. Repasamos alternativas del casco antiguo y también de la zona más moderna para que te sea más fácil tener una visión panorámica de los encantos que te esperan.

Y como colofón a nuestra propuesta, no olvides que debes probar la gastronomía de la ciudad, disfrutar de su ambiente nocturno, de su vida cultural y, por supuesto, de una visita a la playa de la Malvarrosa.

De ti depende hacer de tu viaje uno inolvidable que te convierta en un enamorado más de una urbe que te ofrece cultura, historia, arte, tradición y modernidad. Déjate llevar por su magia, conoce la bonhomía de los valencianos y no dejes de aprovechar al máximo cada minuto que pases en la ciudad.

Con nuestra guía tendrás toda la ciudad en tus manos. Mientras preparas los detalles de tu visita, te invitamos a conocer diez propuestas imprescindibles para que no te quede la menor duda sobre qué ver en Valencia.


1. La Ciudad de las Artes y las Ciencias 

Se inauguró en 1998 y, desde entonces, ha experimentado un crecimiento más que interesante en lo que respecta a su oferta de divulgación científica. Es un espacio perfecto para toda la familia donde podrás visitar el museo de las ciencias, pasear por Umbracle (un mirador lleno de vegetación con una extensión total de 17.500 metros cuadrados), visitar el Palau de les Arts Reina Sofía y recorrer el puente del Azud de Oro (el punto más alto de la ciudad), entre otras actividades.

Además, se organizan exposiciones temporales durante todo el año y jornadas divulgativas de enorme interés. Sin duda, es una de las visitas de la parte más moderna de la ciudad que no debes perderte.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia
Fotografía de @ bloodua

2. Catedral 

En la ciudad se conoce como La Seu, aunque su nombre es catedral-basílica metropolitana de la Asunción de Nuestra Señora. Se consagró en 1238 y en 1436 el rey Alfonso el Magnánimo donó el Santo Cáliz, una de las reliquias cristianas más veneradas. El estilo del edificio es el gótico valenciano, si bien no faltan pinceladas de otros estilos como el gótico francés, el barroco o el neoclásico por citar algunos.

En su interior, podrás disfrutar de diversas pinturas del Quatroccento gracias a la labor del Papa valenciano Alejandro VI, que consiguió que los mejores artistas trabajasen en este edificio religioso. Te aconsejamos que no te pierdas la capilla de Sant Jordi, la torre del Miguelete, la capilla de la resurrección y el altar mayor con su impresionante retablo.

Catedral de Valencia
Fotografía de @ DigitalPearls

3. Lonja de la Seda 

También conocida como la lonja de los Mercaderes, comenzó a construirse en 1470 siguiendo el diseño de Josep Baldomar. Su arquitectura confirma la riqueza de la burguesía en el siglo XV y cómo Valencia fue una de las ciudades más importantes del país en lo referente al comercio.

Desde 1996 es patrimonio de la humanidad y uno de los mejores ejemplos del gótico tardío.  Ubicada en la plaza del mercado, no deberías pasar por alto la posibilidad de recorrer la sala de contratación o salón columnario, la torre, el patio de los naranjos y el consulado del mar. El recorrido es como un viaje en el tiempo que te permitirá conocer la grandeza de la ciudad. Al salir, no dudes en acercarte al siguiente punto para seguir disfrutando.

Lonja de la Seda de Valencia
Fotografía de @ joaquincorbalan

4. Mercado Central 

A menos de 200 metros de la Lonja de la Seda, se encuentra uno de los mercados más importantes de Europa.  Su diseño modernista es obra de Soler i Marc y Guàrdia i Vial. Se finalizó en 1928 y desde entonces ha sufrido las remodelaciones necesarias para su adaptación a la modernidad, pero sin perder su esencia.

En su interior, hallarás 1.200 puestos que despertarán tu apetito y tu interés por probar algún que otro ingrediente que no conozcas. Encontrarás siempre la máxima especialización, un amplio conocimiento del producto y una oferta a la altura de tus exigencias gastronómicas.

A destacar, los recientes puestos con comida para llevar que te ayudarán a probar las delicias más típicas o renovadoras, dependiendo de tus gustos. Además, siempre podrás pararte en un lateral para admirar su cubierta y su diseño interior. La combinación de metal y cerámica te sorprenderá.

Mercado Central de Valencia
Fotografía de @ MadrugadaVerde

5. Oceanogràfic

Forma parte de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, se inauguró en 2003 y te ofrece 110 000 metros cuadrados de superficie. El acuario contiene 45 000 animales de más de 500 especies distintas. Sus 42 millones de litros de agua de mar proceden de la cercana playa de la Malvarrosa.

Es importante mencionar que no se trata del clásico acuario para turistas, ya que ofrece distintos espacios y fomenta la cría en cautividad de especies protegidas. Los diferentes ambientes, que reflejan la fauna de los distintos océanos y zonas como el Ártico, por citar algún ejemplo, te permitirán aprender muchísimo de todo tipo de especies.

Mención aparte nos merece el delfinario, con 24 millones de litros de agua y una profundidad superior a 10 metros. Puedes terminar tu visita comiendo en el restaurante submarino y admirando la arquitectura interna de un espacio perfecto para visitar con tu familia.

Oceanogràfic de Valencia
Fotografía de @ count_kert

6. Marina de València

Se encuentra entre el puerto de la ciudad y la playa de las Arenas. Su extensión supera el millón de metros cuadrados y dispone de varios edificios que te sorprenderán con su diseño:

· Docks. Se construyó en 1911 y sirvió para albergar almacenes mercantiles. Su estilo modernista es obra de Ribes, que también diseñó la Estación del Norte, te invita a revisar su estructura y a admirar su belleza.

· Veles e Vents. Su diseño renovador, obra de Vázquez y Chipperfield, fue premiado en 2007. De hecho, se ha convertido en uno de los elementos más característicos del skyline de la ciudad.

Durante tu recorrido, también te encontrarás con el edificio Alinghi, el Tinglado 2, la Casa de la Copa y la Marina Sur. ¿Conoces algo mejor que pasear junto al mar y admirar una arquitectura que mezcla el clasicismo con la modernidad?

Marina de València
Fotografía de @ PixHound

7. Torre de Los Serrano 

Es una de las puertas fortificadas de la desaparecida muralla de la ciudad. Se construyó a finales del siglo XIV por Pedro Balaguer. En el siglo XVI, sirvió como prisión y se ha ido restaurando durante los siglos hasta conseguir devolverle todo su esplendor. Durante la Guerra Civil, fue el depósito de los cuadros del Museo del Prado madrileño.

Para los valencianos es uno de los puntos clave de su ciudad, ya que el último domingo de febrero se celebra la crida (el anuncio por parte de la fallera mayor de que comienzan las Fallas). A su interior se accede por una escalera lateral. Su perfecto estado de conservación y unas vistas muy interesantes convierten esta visita en una alternativa a tener en cuenta.

Torre de Los Serrano Valencia
Fotografía de @ lunamarina

8. Playas de Valencia 

Es casi obligatorio comenzar este recorrido por la Malvarrosa, la playa familiar por excelencia y una de las preferidas por los locales gracias a su extensión y a su oferta gastronómica. Si te gusta la tranquilidad, pero no alejarte demasiado del centro histórico, la Patacona te ofrecerá lo que buscas.

¿Prefieres una playa con arena dorada y con un ambiente festivo? Ve a la de Las Arenas, junto al barrio del Cabañal. De buscar la calma y aguas cristalinas, viaja al suroeste de la ciudad, a la playa de Pinedo.

Si quieres una playa con la arena blanca y con unas dimensiones impresionantes, en el Saler encontrarás lo que buscas. Otras opciones como L’Arbre del Gos, La Dehesa o El Perellò te ofrecen la posibilidad de completar tu viaje tomando el sol y relajándote antes de seguir con tu recorrido.

Playas de Valencia
Fotografía de @ lunamarina
Ahorra en tu hotel - hotelscombined.es

9. Museo de Bellas Artes de València 

Desde su apertura en 1913, alberga una de las colecciones pictóricas más importantes de España. Su oferta abarca desde el Trecento hasta el siglo XX. El edificio es el antiguo colegio de San Pío V, del siglo XVII, siendo también uno de los lugares que despiertan un enorme interés por su arquitectura.

Su pinacoteca está formada mayoritariamente por obras de pintores valencianos que te ayudarán a comprobar por qué esta localidad fue una de las puertas de entrada de las nuevas corrientes artísticas procedentes de países como Francia o Italia. Se te aconseja programar esta visita con tiempo para dedicarle las horas necesarias y no perderte ni un solo detalle.

Museo de Bellas Artes de València
Fotografía de @ FRANCISGONSA

10. Bioparc

Abrió en 2008 y te permite disfrutar de la fauna y la vegetación africana en cuatro ambientes distintos (sabana seca y húmeda, Madagascar y bosques de África ecuatorial). Con más de 100 000 metros cuadrados, es el hogar de 8.000 animales de más de 100 especies distintas.  Poder admirarlos sin ningún tipo de barrera visible te garantiza una experiencia inolvidable.

Bioparc Valencia
Fotografía de @ twindesigner

Ahora que sabes qué ver en Valencia, solo te queda decidirte a visitar una ciudad que siempre tiene algo distinto que ofrecerte. No lo dudes, disfrutarás seguro haciendo turismo por una ciudad que siempre te ofrecerá una cálida bienvenida.

Puede que te interese también Qué ver en la Comunidad Valenciana: 10 lugares imprescindibles que visitar